EAJ-PNV
Compartir

GORKA URTARAN

Candidato a la Alcaldía de Vitoria-Gasteiz

  • Formación y trayectoria

  • En primera persona

  • Por qué estoy en política


 

FORMACIÓN Y TRAYECTORIA

 

La política y tomar el pulso a lo que sucede en mi entorno me motivaron a estudiar, y licenciarme, en Sociología en las especialidades urbana y política por la UPV-EHU, en el año 98. Tengo un Postgrado en Migraciones y el Diploma en Estudios Avanzados del doctorado en “Gobierno y análisis político comparados”.

Vitoria-Gasteiz y sus personas han despertado siempre en mí un interés especial, en el plano personal, relacional y también en el profesional. En ese sentido, parte de mis investigaciones como sociólogo han estado centradas en analizar la política social de mi ciudad, la situación y necesidades de las personas mayores, la infancia y la juventud, la feminización de la pobreza y la inmigración extranjera en Vitoria-Gasteiz, entre otras materias.

Hemos demostrado que es posible otra forma de hacer política.

Conozco bien el Ayuntamiento, como funcionario de carrera desde el año 2000 y a través de mi experiencia en la política de estos últimos años en los que con el equipo de EAJ-PNV hemos demostrado que es posible otra forma de hacer política, desde la oposición, pero proponiendo y alcanzado acuerdos positivos para la ciudad con todas las fuerzas políticas.

Soy euskaldunberri. Obtuve el título de EGA y, día a día, refrendo mi compromiso con el euskera convencido de que son muchos los pasos alcanzados en Gasteiz gracias a miles de personas que a título individual se esfuerzan a diario por la extensión de nuestra lengua, pero que todavía queda camino por recorrer, paso a paso, para que el euskara tenga la presencia que merece como base de nuestra cultura, como instrumento vivo de comunicación y como seña determinante de nuestra identidad como Pueblo.

Soy afiliado a EAJ-PNV desde 1994. En 2007 fui elegido procurador en las Juntas Generales de Araba y en 2011, concejal del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Desde entonces, como portavoz del Grupo Nacionalista, he trabajado por hacer política de otra manera, basada en la participación, el diálogo y el acuerdo.


 

EN PRIMERA PERSONA

 

Yo digo con orgullo que soy de Vitoria-Gasteiz. He tenido la gran suerte de que todo lo más importante de mi vida me ha ocurrido aquí, en Vitoria-Gasteiz. Aquí nací y crecí, viví con mi familia e hice mis amistades. En Gasteiz he reído y también llorado. La gran mayoría de mis recuerdos se ubican en alguna calle, plaza o barrio de nuestra querida ciudad.

Así he vivido y sigo viviendo Vitoria-Gasteiz, la mejor ciudad del mundo.

Aprendí a aprender, primero, en el colegio San Viator. Al poco, nos fuimos a vivir al centro y, por eso, me encantaba ir a comer donde mi tía abuela en El Pilar, que estaba más cerca y me permitía quedarme más tiempo jugando en el colegio y sus alrededores. Después, seguí cursando mis estudios en el Instituto Los Herrán antes de ingresar en la Universidad. Allí aprendí que en la educación pública hay grandísimos profesionales y, también, que en esta vida nadie te regala nada, que tus problemas los tienes que resolver por ti mismo. Estudié euskera hasta obtener el EGA en IKA, primero en la Pinto y luego en Reyes Católicos. También hice, aunque con menos éxito, varios cursos de inglés en el Instituto de Idiomas, que entonces estaba en la calle San Prudencio.

Vibro cada 4 de agosto en la Plaza de la Virgen Blanca, cada 28 de abril en Armentia, cada primer lunes después de la Virgen de septiembre en Olarizu, cada 5 de enero en la cabalgata de Reyes y ahora también cada 24 diciembre con Olentzero. He disfrutado de muchos fines de semana en el Casco y en las fiestas de nuestros barrios, especialmente en Judimendi y Adurza. He disfrutado de magníficos paseos a pie y en bici en los Montes de Vitoria. En el Paseo de la Senda he desgastado algún que otro par de zapatillas corriendo hasta el Santo; en el Estadio he disfrutado de sus piscinas y su frontón. En Mendi he botado en su “general” e incluso celebrado algún ascenso (¡a 2ºB!) a ritmo de “Los Inhumanos”. Pero principalmente disfruto con las personas, con muchos y muchas gasteiztarras con los que he compartido y comparto mi vida; y, sobre todos ellos, con Elisa, mi mujer. Pues aquí, en Vitoria-Gasteiz, también me enamoré y me casé. Y aquí han nacido las tres personas más importante de nuestras vidas: nuestros tres hijos: Ion, Iker e Ibai.


 

¿POR QUÉ ESTOY EN POLÍTICA?

 

Yo diría que en política llevo toda mi vida. Procedo de una familia nacionalista donde la política siempre ha sido un tema recurrente en cualquier sobremesa familiar. Se puede decir, en ese sentido, que he mamado la política desde pequeño y que ya desde entonces, he mostrado un inusual -para esa edad- y especial interés por las cuestiones políticas que afectaban a mi ciudad y a mi país.

La política puede ser un instrumento útil y necesario para hacer una ciudad y sociedad mejor.

Quizá por eso, aprendí que la política -bien entendida y practicada- puede ser un instrumento útil y necesario para hacer una ciudad y sociedad mejor, un instrumento valioso para resolver los problemas de la ciudadanía. La política sirvió, por ejemplo, para que nuestra ciudad pudiera modernizarse y ofreciera servicios públicos de calidad en todos nuestros barrios y a todos nuestros vecinos. Gracias a la política, hemos sido capaces de ordenar y planificar acertadamente la maravillosa ciudad green que ahora disfrutamos.

Ahora tengo la oportunidad de ejercitar esta forma de hacer política desde la primera línea. Es un gran honor y reto para aquellas personas que queremos hacer política en positivo. La política que trata de resolver los problemas locales y de dar respuesta a las demandas y necesidades de las y los gasteiztarras desde la humildad, cercanía, transparencia y honestidad. Este noble objetivo, requiere, además, de un sacrificio y esfuerzo muy importante por parte de las y los representantes públicos.

Las y los políticos debemos trabajar con intensidad para servir a la sociedad, no para servirnos de ella; supone un sacrificio personal por el bien común y el interés general, no al revés. Así debe ser el ejercicio de la política desde la primera línea en la que me encuentro ahora: ofrecer el máximo de uno mismo por el bien de nuestra ciudad y de nuestros vecinos durante un periodo transitorio de la vida; para luego continuar con mi profesión al servicio de Vitoria-Gasteiz como sociólogo funcionario de carrera del Departamento de Intervención Social del Ayuntamiento.


 

CONOCE QUIÉN ME ACOMPAÑA